(6 votos)

Duración: 200 min

Género: Evento: Ópera

Directores: Director: Phyllida Lloyd. Conductor: Antonio Pappano

Sinopsis: La relación de amor de Verdi con las obras de Shakespeare duró toda su vida y comenzó con Macbeth, una obra que consideraba “una de las más grandes creaciones del hombre”. Con su libretista, Francesco Maria Piave, Verdi se propuso crear “algo fuera de lo común”. Su éxito queda plasmado en cada uno de los compases de una partitura en la que Verdi muestra su faceta más teatral: es un dechado constante de energía demoníaca. La producción de Phyllida Lloyd para The Royal Opera, de 2002, es rica en matices y está teñida de los colores negro, rojo y dorado. Las brujas -imaginadas por el diseñador Anthony Ward como unas extrañas criaturas ataviadas con turbantes de color escarlata- son omnipresentes agentes del destino. Lloyd retrata la ausencia de hijos de los Macbeth como la sombría tristeza que acecha detrás de sus terribles actos. La producción de The Royal Opera utiliza la revisión de la ópera que preparó Verdi para París en 1865 y que incluye la fascinante aria de Lady Macbeth “La luce langue”.

Selecciona tu cine

Duración: 200 min

Género: Evento: Ópera

Directores: Director: Phyllida Lloyd. Conductor: Antonio Pappano

Sinopsis: La relación de amor de Verdi con las obras de Shakespeare duró toda su vida y comenzó con Macbeth, una obra que consideraba “una de las más grandes creaciones del hombre”. Con su libretista, Francesco Maria Piave, Verdi se propuso crear “algo fuera de lo común”. Su éxito queda plasmado en cada uno de los compases de una partitura en la que Verdi muestra su faceta más teatral: es un dechado constante de energía demoníaca. La producción de Phyllida Lloyd para The Royal Opera, de 2002, es rica en matices y está teñida de los colores negro, rojo y dorado. Las brujas -imaginadas por el diseñador Anthony Ward como unas extrañas criaturas ataviadas con turbantes de color escarlata- son omnipresentes agentes del destino. Lloyd retrata la ausencia de hijos de los Macbeth como la sombría tristeza que acecha detrás de sus terribles actos. La producción de The Royal Opera utiliza la revisión de la ópera que preparó Verdi para París en 1865 y que incluye la fascinante aria de Lady Macbeth “La luce langue”.