(2 votos)

Duración: 180 min

Género: Evento: Ópera

Directores: Director: Stefan Herheim. Conductor: Mariss Jansons

Actores: Misha Didyk, Alexey Markov, Vladimir Stoyanov, Andrei Popov, Andrii Goniukov, Maikahail Makarov

Sinopsis: Fue uno de los momentos más destacados del Festival de Holanda: el famoso director Stefan Herheim puso en escena la muy apreciada ópera de Chaikovski acerca de un joven que, ante la posibilidad de obtener riqueza terrenal, desperdicia su oportunidad para conseguir el amor y la felicidad.

El protagonista, Herman, lo apuesta todo en el juego, con la certeza de que debe haber una fórmula secreta que le impida perder a las cartas. Quiere conocer el secreto de la abuela de su amada Lisa, la vieja Condesa: ¿cómo puede ser una jugadora de tanto éxito? Herman se enfrenta a ella y la obliga a revelar su secreto, amenazándola con un revólver. La Condesa muere por la conmoción. Es su fantasma quien más tarde aparece ante el joven oficial y le descubre la fatal secuencia de cartas: tres, siete, as. Al perderlo todo, Herman se suicida, convirtiéndose así en la tercera víctima de su conducta de juego compulsivo - tras la vieja Condesa, que supuestamente sabía el secreto, y Lisa, que estaba enamorada de él. La partitura de La dama de picas fue escrita por Chaikovski en tan solo 44 días, en un período de confusión sobre sí mismo y su homosexualidad. Herheim, cuyas puestas en escena son famosas por sus múltiples niveles de interpretación, intenta reflexionar sobre el amor oculto del compositor por los hombres.

El antiguo director musical Mariss Jansons regresa a Ámsterdam para dirigir La dama de picas en la Ópera Nacional de Holanda con “su” Royal Concertgebouw Orchestra. Se halla ante un notable reparto, incluyendo al tenor estrella Misha Didyk, un solicitado intérprete del repertorio ruso que hace su debut en Ámsterdam en el papel de Herman. La crítica coincide en la calidad de la producción: “Una Dama de picas de extraordinaria potencia musical y escénica” (Avant-Scène Opéra), que “¡rotundamente merece la pena ver!” (Die Welt).

Selecciona tu cine

Duración: 180 min

Género: Evento: Ópera

Directores: Director: Stefan Herheim. Conductor: Mariss Jansons

Actores: Misha Didyk, Alexey Markov, Vladimir Stoyanov, Andrei Popov, Andrii Goniukov, Maikahail Makarov

Sinopsis: Fue uno de los momentos más destacados del Festival de Holanda: el famoso director Stefan Herheim puso en escena la muy apreciada ópera de Chaikovski acerca de un joven que, ante la posibilidad de obtener riqueza terrenal, desperdicia su oportunidad para conseguir el amor y la felicidad.

El protagonista, Herman, lo apuesta todo en el juego, con la certeza de que debe haber una fórmula secreta que le impida perder a las cartas. Quiere conocer el secreto de la abuela de su amada Lisa, la vieja Condesa: ¿cómo puede ser una jugadora de tanto éxito? Herman se enfrenta a ella y la obliga a revelar su secreto, amenazándola con un revólver. La Condesa muere por la conmoción. Es su fantasma quien más tarde aparece ante el joven oficial y le descubre la fatal secuencia de cartas: tres, siete, as. Al perderlo todo, Herman se suicida, convirtiéndose así en la tercera víctima de su conducta de juego compulsivo - tras la vieja Condesa, que supuestamente sabía el secreto, y Lisa, que estaba enamorada de él. La partitura de La dama de picas fue escrita por Chaikovski en tan solo 44 días, en un período de confusión sobre sí mismo y su homosexualidad. Herheim, cuyas puestas en escena son famosas por sus múltiples niveles de interpretación, intenta reflexionar sobre el amor oculto del compositor por los hombres.

El antiguo director musical Mariss Jansons regresa a Ámsterdam para dirigir La dama de picas en la Ópera Nacional de Holanda con “su” Royal Concertgebouw Orchestra. Se halla ante un notable reparto, incluyendo al tenor estrella Misha Didyk, un solicitado intérprete del repertorio ruso que hace su debut en Ámsterdam en el papel de Herman. La crítica coincide en la calidad de la producción: “Una Dama de picas de extraordinaria potencia musical y escénica” (Avant-Scène Opéra), que “¡rotundamente merece la pena ver!” (Die Welt).